top of page

Ser propietario de un avión LSA en copropiedad es buena opción.

Updated: Jun 1, 2023

Ser propietario de un avión deportivo ligero (LSA) puede ser una excelente manera de disfrutar de la libertad de volar. Sin embargo, el costo de poseer un LSA puede ser prohibitivo para algunas personas. Una forma de reducir el costo de poseer un LSA es ser copropietario con otra persona. La copropiedad de un LSA es un acuerdo legal en el que dos o más personas son propietarias de la aeronave juntas. Cada copropietario tiene una participación en la aeronave y cada uno es responsable de una parte de los costos asociados con la propiedad de la aeronave, como seguros, mantenimiento y tarifas de hangar.


  • El costo del seguro: el seguro para aviones deportivos ligeros suele ser menos costoso que el seguro para otros tipos de aviones. Sin embargo, el costo del seguro puede variar según la aeronave, la experiencia de vuelo de los copropietarios y la ubicación de la aeronave.

  • El costo de mantenimiento: el costo de mantenimiento de las aeronaves deportivas ligeras también suele ser menos costoso que el costo de mantenimiento de otros tipos de aeronaves. Sin embargo, el costo del mantenimiento puede variar según la aeronave y la frecuencia de uso.

  • El costo de las tarifas de hangar: las tarifas de hangar pueden variar según la ubicación del hangar. Si es copropietario de un LSA, deberán decidir si desean almacenar el avión en un hangar o si desean mantenerlo amarrado en una plataforma.

Hay muchos beneficios de ser copropietario de una LSA. Primero, puede reducir significativamente el costo de propiedad. Cuando es copropietario de un LSA, solo tiene que pagar una parte de los costos de la aeronave. Esto puede hacer que tener una LSA sea mucho más asequible.


En segundo lugar, la copropiedad puede brindarle más flexibilidad. Si solo vuela su LSA ocasionalmente, la copropiedad puede ser una excelente manera de compartir los costos de propiedad con alguien que vuela con más frecuencia. Esto puede liberar su tiempo y dinero para otras actividades. Tercero, la copropiedad puede darle un sentido de comunidad. Cuando sea copropietario de un LSA con otra persona, tendrá a alguien con quien compartir su pasión por volar. También pueden aprender unos de otros y compartir consejos e información sobre cómo volar su LSA de forma segura, compartir rutas, lugares nuevos que han conocido, etc.


Si está considerando ser propietario de una LSA, la copropiedad es una gran opción a considerar. Puede ahorrarle dinero, brindarle más flexibilidad y brindarle un sentido de comunidad.


Aquí algúnos tips:


  • Elija un copropietario en quien confíe y que comparta su pasión por volar.

  • Obtenga todo por escrito, incluidos los términos de propiedad, las responsabilidades de mantenimiento y las obligaciones financieras.

  • Establezca un sistema para realizar un seguimiento de los gastos y realizar los pagos.

  • Comuníquese regularmente con su copropietario sobre sus planes de vuelo y cualquier problema de mantenimiento.

Al considerar todos estos factores, puede ayudar a asegurarse de que ser co-propietario es una buena opción en términos económicos para usted.



8 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page